Jorge Luis Pinto y Costa Rica alteran los límites de su historia

El entrenador de la selección costarricense, Jorge Luis Pinto, durante el partido Costa Rica-Grecia. EFE

Jorge Luis Pinto y Costa Rica alteran los límites de su historia

Río de Janeiro, 29 jun (EFE).- Jorge Luis Pinto, el hombre que poco duerme porque siempre tiene afán de examinar a sus rivales a través de vídeos, cumplió hoy a rajatabla la promesa que hizo al presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís. 

El entrenador de la selección costarricense, Jorge Luis Pinto, durante el partido Costa Rica-Grecia. EFE
El entrenador de la selección costarricense, Jorge Luis Pinto, durante el partido Costa Rica-Grecia. EFE

El gobernante, quien comparte con el seleccionador costarricense la pasión por el fútbol, madrugó para llamar a la delegación que entonces contaba las horas para jugar el crucial partido de octavos de final contra la formación de Grecia en Recife.

‘El Profe’ Pinto le prometió a Solís que la plantilla lo daría todo en el partido y horas después los deberes quedaron hechos: Costa Rica agranda su historia en las copas del mundo pues nunca antes habían arribado a la fase de cuartos de final.

Solís escribió en su cuenta de Twitter que además de conversar con el técnico colombiano, saludó al capitán Bryan Ruiz, que hoy marcó su segundo gol, el del 1-1 provisional, y ejecutó con precisión en la tanda de penaltis que ganaron por 5-3.

Por último, felicitó a Joel Campbell por sus 22 años cumplidos el 26 de junio.
«Son nuestro orgullo», escribió el jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

Y Pinto, que hoy rompió en llanto cuando el zaguero Michel Umaña estableció el 5-3 en la tanda de penaltis, expresó emocionado que el fútbol había hecho justicia al dar a Costa Rica el pasaporte para seguir soñando despiertos.

Al entrenador de 61 años se le rompió la ilusión de dirigir a la selección de su Colombia en un Mundial en plenas eliminatorias de Sudáfrica 2010 por una serie de problemas con jugadores que se reflejó en los decepcionantes resultados, hoy puede reír porque ningún compatriota suyo ha llegado tan lejos en una Copa del Mundo desde el banquillo.

Y como siempre quiere más, y así lo inculca a sus jugadores, pues es muy posible que a la selección de Holanda la enfrenten el próximo sábado en Salvador con el claro objetivo de superarla para llegar a las semifinales.

Pinto no tiene límites. Y lo ha demostrado en el Mundial de Brasil al correr los linderos de la historia futbolística de Costa Rica.
Primero acabó con Uruguay en el debut por 1-3.

Luego se impuso por 0-1 a Italia en el grupo que se llamaba ‘de la muerte’, y que terminó liderando tras empatar sin goles con Inglaterra.

Sus rivales ya se despidieron del Mundial de Brasil.
Y Costa Rica, ‘el Patito feo’ sigue con su peculiar caminar en el torneo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *