Norma Bastidas: Una mujer de acero

«El cuerpo te pertenece y tiene cero límites»

Los triatlones son difíciles, tanto física como emocionalmente, pero el desafío es sólo temporal, después de finalizar, la vida regresa a la normalidad, afirmó Norma Bastidas
«Los triatlones son difíciles, tanto física como emocionalmente, pero el desafío es sólo temporal».

Los triatlones son difíciles, tanto física como emocionalmente, pero el desafío es sólo temporal, después de finalizar, la vida regresa a la normalidad, afirmó Norma Bastidas.

5,700 KILÓMETROS HASTA WASHINGTON

Con la prueba de natación, Norma Bastidas inició en esta ciudad su intento de establecer un nuevo récord mundial como el triatlón más grande del mundo completando cinco mil 700 kilómetros hasta la ciudad de Washington, en Estados Unidos.

La distancia se estableció con 153 kilómetros de nado, cuatro mil 410 kilómetros de recorrido en bicicleta y mil 110 kilómetros corriendo, lo que completará con un mensaje de unidad y libertad en su campaña contra la trata de personas.

En relación con el nado, Juan Antonio Casarrubias, de Más Acción, detalló que se colocaron boyas a 2.5 metros de profundidad para que se pueda cumplir con los requisitos que establece la prueba, que se trazó una línea recta de 800 metros para que nadando en ambas direcciones complete 100 vueltas para un total de 100 millas.

También comentó que Norma Bastida comenzará a nadar entre las 06:00 y las 07:00 horas, y que estaría en el agua de 10 a 12 horas. En su primer día de prueba, Norma Bastidas nadó nueve millas (16.6 kilómetros).

Comentó que además del aspecto físico, la parte mental es muy importante, enfocarse en no lesionarse, tener muy pendiente el tema de la lluvia, el viento en las dos primeras pruebas, la de natación y ciclismo, pues ya en la etapa de carrera pedestre, que domina, la situación cambia.

«Los tres primeros días me enfocaré a ver qué tan agotado está mi cuerpo. Es muy difícil entrenar para esto, y aún más completar la prueba, me voy a pasar 12 horas al día nadando, después de tres o cuatro entonces veré cómo reacciona mi cuerpo», declaró.

Asimismo, consideró que lo ideal es terminar la prueba en Cancún en tres o cuatro días, para empezar la de ciclismo, que considera la más peligrosa pero vital porque es muy diferente quedarse dormida nadando o corriendo que arriba de una bicicleta o estar en la noche en una carretera.

«Vamos poco a poco, me tengo que acostumbrar a la bicicleta nos sugirieron no estar de noche en algunos tramos carreteros, pero ya cuando me toque correr quiero que me dejen el tiempo que yo quiera, es lo que más me gusta», abundó.

Asimismo, refirió que el plan de trabajo es completar la distancia en menos de 45 días y que la recta final, ya en Estados Unidos, es correr hasta 20 horas, para un cálculo de recorrido y tiempos, poder llegar a la Casa Blanca en Washington, entre las 10:00 y 11:00 horas.

Bastidas cuenta con tres colaboradores cercanos que se encargan de la seguridad y la logística para grabar el documental.

«Si quieren romper mi récord, se los dejo, yo pienso en el día a día; esa es la clave, no pensar en la distancia final, sino completar la jornada, ya después veremos», atajó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *